Mi primer decepción – Programa Delfín / ITM –

Fuimos llegando uno por uno, no éramos todos los becados y/o participantes en el programa, algunos ya han partido a sus estancias, otros más no han podido desocuparse a tiempo.

El profesor que nos dará la plática ha llegado y comienza a alistarse, demora casi 40 min. en iniciar la charla, haciendo preparativos, platicando con sus allegados.

 

Comienza la charla con casi una felicitación por nuestra participación en el programa, la presentación de la circular con la que nos defendemos ante cualquier acusación de liberar un requisito con premura y de forma no tan legal.

 

Practicamente fue una junta de “probablemente todo se los rechacen”, tanto en cuestión tramitológica para el egreso, cuestión del seguro por parte del IMSS como el que otorga MetLife, en el aspecto de liberaciones y evaluaciones positivas… a mi ver todo fue un “probablemente no” disfrazado con un “te vas a encontrar con una experiencia muy bonita”

 

Y hasta aquí no había ningún problema, todos los chavos se mostraban animados, aún platicaban y llegamos a la parte que aún no comprendíamos porque se había mencionado durante las 3 horas anteriores… Comprobaciones.

 

Se comenzó a ver por dónde iba todo el asunto cuando al abrirse el documento con la información, se mostró el RFC de la escuela, el profesor comenzó a explicar cómo debían pedirse facturas, cuáles y de que conceptos eran permitidas, montos máximos… y entonces una duda saltó inmediatamente, un chispazo, podría decirse que sentí la sinápsis.

 

“¿Entonces la renta no se puede comprobar?” –dije de manera impulsiva y sin detenerme a pensar en sintaxis o modales.

 

El profesor, asintiendo, me dio la razón al micrófono y disminuyendo mi pregunta siguió con los demás tópicos… entonces me pasmé y comencé a sentir esa sensación de arrepentimiento.

 

Quedé absorto en mis pensamientos. Flashazos de la voz del profesor que decían que así se hace en los Tecnológicos Federales Centralizados al contrario de las Universidades/Tecnológicos Autónomos o Descentralizados que son estatales, ellos solo firman nóminas y pueden hacer lo que quieran con su dinero.

 

Recuerdo haber twitteado: ¿Fomento a la investigación? No desde Tecs Federales Centralizados.

 

El apoyo económico sólo abarca alimentos y transporte, y no el transporte dentro de la ciudad de la estancia, sino el de ida y regreso.

 

Esto, se me hace una reverenda ESTUPIDEZ ya que el apoyo uno lo busca precisamente para tener donde vivir, no para andar comiendo en cadenas de restaurantes (ah, porque eso si lo podemos facturar: vips, toks, sanborns, etc).

 

Además podemos facturar gasolinas, pero no artículos de primera necesidad como jabón, papel, shampoo…puesto que, como ya lo asenté no son alimentos y como también ya escribí, es una ESTUPIDEZ.

 

Muchos culpan al sistema fiscal de México, pero la verdad yo culpo al departamento de Servicios Financieros y a la DGEST, quienes saben que ya se tienen 8 años realizándose este tipo de programas de “apoyo a la investigación” y no han cambiado la forma en la que nos dan el dinero que es prácticamente como el de un trabajador más, cuando es obviamente otro uso completamente distinto y con propósitos, a mi ver, más nobles que el de una comisión que es el del apoyo a la tan cuasi-inexistente investigación en México.

 

¿Fomento a la investigación?

Eso no existe en este programa, por lo menos no desde este Tecnológico.

Desanima mucho que 5 días antes te digan que la renta y el transporte dentro de la ciudad corren por tu cuenta y que “pss ni pa que guardes los comprobantes de taxi, no te van a servir”.

Uno imagina que así son todos los apoyos para la investigación o para estudios de posgrado (porque, ¡ah! Como se recalcó esto: “y sirve que así se deciden a estudiar maestrías”) y uno piensa: si así fue con un programita de estos, que será pedirle dinero al CONACyT.

 

 

La cantidad: $7100 que deben ser comprobados con alimentos y 1 pasaje de ida y uno de vuelta.  Aquí, querido lector, imagino que en su mente se maquinan formas y métodos… pero que de igual forma mantienen a México hundido, uno quiere hacer las cosas bien y lo orillan a estas prácticas.

 

Veremos que sucede al correr de las semanas.

Anuncios

5 pensamientos en “Mi primer decepción – Programa Delfín / ITM –

  1. de verdad que mala onda la manera por la cual te presentaron el programa , y te condicionaron, en mi opinion el programa delfin no es responsable ante tal situacion,como aparece en tu enunciado principal, porque asi no fue como sucedio en mi facultad, universidad de guadalajara, en la cual de hecho los tramites fueron demasiado sencillos, y accesibles, nosotros no tenemos que comprobar los gastos como mencionas que te dijeron, por el mismo hecho que señalas despues respecto a que obviamente no asistimos a restaurantes, y lugares asi, el dinero nos lo dan separado, cierta cantidad para manutencion y transporte dentro de la ciudad de estancia, otra estrictamente para transporte federal, yo como beneficiario estoy sumamente agradecido con mi universidad y con el programa delfin, por su activa participacion por emprender una cultura cientifica que el pais realmente necesita y por la oportunidad que nos dan a nosotros como estudiantes de estar mas cerca de la cultura cientifica. por alguna razon debio haber sido asi dentro de tu universidad, lo cual les corresponde a ustedes como estudiantes exigir un mejor manejo de los recursos, y que los tramites sean sencillos y accesibles, lo cual no involucra al programa delfin.
    es mi humilde opinion.

    • Hola. Agradezco tu comentario.

      Y no, no ataco al programa Delfín (yo se que así podría sonar) sino a la forma en la que nos piden que hagamos las cosas y la verdad es que nos manejan en cuestión financiera cual si fuéramos trabajadores, y así tal cual fue como nos lo dijo el consejero técnico de nuestra escuela.

      Y aquí donde critico este aspecto:

      “Flashazos de la voz del profesor que decían que así se hace en los Tecnológicos Federales Centralizados al contrario de las Universidades/Tecnológicos Autónomos o Descentralizados que son estatales, ellos solo firman nóminas y pueden hacer lo que quieran con su dinero.

      Recuerdo haber twitteado: ¿Fomento a la investigación? No desde Tecs Federales Centralizados.”

      Y coincido contigo, a mi ver el programa Delfín debería servir para abrir puertas y mentes(y lo hace)… pero al contrario nos entregan un kit de problemas, incluso nos contaron como anécdota que un alumno no comprobó como lo pedían en Servicios Financieros… al final tuvo que interponer un amparo de $200,000 para evitar que le cancelaran su cédula de ingeniería y una de maestría que acababa de obtener.

      Saludos.

    • La experiencia es muy bonita y no niego que es una forma de adquirir conocimiento, experiencia y de salir de tu ciudad en un caso práctico de investigación. En mi caso, fue una catástrofe por el esquema en el que se entregaron los recursos, en los que no eran “dados” sino que tenían que ser comprobados con facturas y en caso de no poder hacerlo así tenían que ser devueltos los fondos.

      Si tu universidad maneja un estilo diferente en la entrega de los apoyos y tienes la forma de estirar lo más posible el recurso, adelante. Será una gran experiencia en todos los aspectos y ojalá que como en mi caso, cuente para créditos de tu carrera.

      Saludos, suerte y éxito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s