Michoacán – Querétaro.

Es increíble lo que un puñado de artículos de Wikipedia pueden hacer a mi pensamiento en estos momentos.

Mientras me encuentro en la búsqueda de un mejor futuro, de una vida próspera y confortable he decidido investigar acerca de los centros urbanos que son potencia en las regiones cercanas a mi ciudad de origen. Me he encontrado en primera instancia buscando en el buscador por excelencia a la ciudad de Santiago de Querétaro, bastión del desarrollo industrial-empresarial en lo general aunque no una potencia en Tecnologías de la Información (lidera este sector la ciudad de Guadalajara) pero con una gran demanda en servicios y profesionales de esta rama.

El primer artículo que me mostró el buscador fue el del portal de contenido creado por los usuarios: Wikipedia. Lejos de la objetividad que la forma en que su contenido pueda ser creado y manipulado, está en primer plano la visión de quien vive en un estado ya ingobernable y que está a merced de grupos que buscan, pues en sí, ya no se sabe qué cosa sino el poder pero individualizado de sus regiones y sus propios intereses.

Fue interesante conocer la historia de Querétaro de Arteaga, (a partir de 2008 solo Querétaro) y la forma en la que ha crecido y se ha ido desarrollando a lo largo de los años del México independiente hasta ahora, la segunda década del siglo XXI.

Desafortunadamente siempre he estado poniendo en contraposición la realidad social y económica de mi estado, quien ha recibido en numerosas ocasiones diversos “reconocimientos” por parte de la UNESCO, del INAH y otras diversas entidades en materia de cultura y turismo. Sin embargo, ¿Qué es Michoacán? Es un sinónimo de inseguridad y pobreza a la par de estados como Oaxaca, Guerrero y Chiapas, estados que son últimos lugares (incluido Michoacán) en educación, ingreso y seguridad (o por lo menos la percepción que se tiene de ella desde otros puntos del país).

Intentos infructuosos por hacer de este estado uno con desarrollo, progreso y abundancia, sino en dinero si en otros ramos como la cultura o la educación pero que han terminado desvirtuándose por la irresponsabilidad de gobernantes, habitantes y migrantes.

Veo a un estado abandonado, siendo parasitado por personajes que únicamente velan ya ni por intereses propios, sino por los de sus amigos o por el hecho de farolear una posición en la clase política alta con personajes de estados que si “tienen de que presumir”. Sino, véanse los casos del expresidente Calderón y su hermana.

Veo una anarquía de facto tan solo brevemente borrada por la urgencia que las instituciones de seguridad pública a nivel federal y la opinión pública de habitantes de otros estados que dicen al unísono “que peligroso es Michoacán”. Al decir esto me imagino a los gobernantes como si fueran personas irresponsables que sienten herido su orgullo al decirles que su casa está sucia y en un apuro por demostrar que no es cierto “medio barren” y “medio trapean” nomas para que vean que aquí si nos hacemos cargo.

Y he aquí que he despertado, mientras he leído todo el artículo en Wikipedia que habla de la ciudad de Querétaro he pensado, repensado, imaginado y visualizado todo lo de párrafos anteriores, y he finalizado el articulo con un sentimiento más aún de pertenencia a este estado y a mi ciudad, con un poco de posible vergüenza aunque sé que no es enteramente mi culpa, más si lo es mi responsabilidad el aportar un granito de arena para poder hacer crecer a este estado y sé que tal vez solo seré una persona que ha visto esto y que se ha sentido mal por las condiciones generales en las que se encuentra, pero he de decir que intentaré que de mí no quede.

Mientras he leído el artículo he imaginado la refinería, las pistas de prueba de General Motors, la ensambladora de autos FAW, los parques tecnológicos, el apoyo a la infraestructura de Tecnologías de Información, el apoyo y el despunte al turismo y a la generación de empleos e industria terciaria o de servicios, a la modernización de la infraestructura carretera y de transportes… todos estos, elementos imaginarios de una política pública mal implementada, mal organizada y tocha, malhecha y fatal para el estado y sus habitantes. Sueños tan solo de votantes esperanzados y decepcionados… una y otra vez.

 

Ah, pero ¿qué tal nos fue en el Vaticano?

 

  • Impuesto Pagado, Servicio Mejorado

Eslógan promocional de la campaña para el pago de impuestos al Ayuntamiento de Morelia durante el año 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s