¿Es el mañana?

He pensado en escribir un cuento o una crónica falsa acerca de un día de mi vida. Escribir algo dramático de un personaje ficticio o algo que quisiera que me sucediera.

Como por ejemplo: yo, sentado en la Plaza de Armas de Morelia, disfrutando de un agua de guanábana, “peleando” con los huesitos de la fruta, rodeados de la pulpa y que se atoran en el popote y de pronto sentir aquel impulso de comprar, pero no cualquier cosa sino un cachito de la loteria a aquel viejito indiferente, inexpresivo cuyo acento asemejaría que apenas habla el español. Tratando de evitar contacto visual al escoger el boletito con algunos números que me parecieran cómodos visualmente y que hicieran sentir ese latir de emoción en el corazón, cual si se sintiera la premonición de que esos números tienen un valor cósmico en el presente actual, en la realidad y conciencia humana para aparecer ordenados en un arreglo que generará otro sinnúmero de reacciones equiparables al de una burbuja en el océano.

1,4,2,8,3… catorce mil doscientos ochenta y tres, catorce mil doscientos ochenta y tres, 13 millones de pesos, trece millones de pesos ¡Premio Mayor! ¡Premio Mayor!

Y entonces poder regresar al siguiente día hábil al resultado con una nueva forma de ver las cosas, con una motivación distinta y un alivio, una sensación de desapego y desafanamiento, de libertad y resolución que generalmente no habría tenido en el trayecto a la oficina.

Desconozco si este tipo de deseos se cumpla, si cerrando los ojos y apretando lo párpados al punto de la deformación de la córnea, a la aplicación de fuerza abdominal, a la contención de respiración, de apretar con tanta fuerza los puños que las propias uñas casi traspasen la piel de su misma mano y que al apretar la mandíbula los dientes se destemplen. Desconozco si el universo entiende de “por favor” y “gracias” o si haya que hacer algún ritual energético para que ahora en lugar de que el universo conspire a tu favor, lo haga en tu complicidad.

Tal vez esto no lo sea todo en la vida.

Lo que si se es que el universo es una compleja ecuación matemática o por lo menos eso me han querido vender, aunque puede ser que no sea uno solo para todos sino que cada quien posee uno propio, en cuyo corazón reside un sólo principio: el balance. En el que todo lo que se sucede debe tener una contraparte que compense variables y factores agregados en cada uno de los lados de dicha ecuación.

Lo anterior me genera una gran inquietud porque yo debo tener miedo de lo malo y bueno que hago e incluso de lo bueno y malo que recibo puesto que todo deberá tener su contraparte. Aunque esto pareciera no tener aplicación con ciertas personas que viven su día a día siendo como les plazca y recibiendo por igual beneficios de dicho comportamiento así sea de lo peor o que dañe a otras personas más que nada. Por que, uno puede hacer cosas incorrectas mientras que no se dañe a otros, pero ¿que hay de aquellos extremadamente favorecidos por la suerte, la fortuna, el etcétera de componentes similares y que dañan, molestan o afectan a terceros, a la naturaleza…?

El sonido del reloj me regresa a mi realidad. Son las 11, esta es mi realidad ahora, estas son mis consecuencias, secuelas incluso de cosas que no he hecho y de cosas que si hice. Análisis en un día de descanso, alguno de los pocos que ahora tengo y que ya no son tan frecuentes como cuando estudiaba. Debo tratar de descansar y recuperarme del ajetreo para regresar a laborar sin cansancio menta o físico, para no tener errores y seguir conservando mi empleo y así seguir teniendo un sustento.

Despierta de la fantasía. Esta semana ni siquiera compraste un cachito de lotería.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s