Postales desde Mineral de la Luz #Guanajuato.

Me faltan más por subir, pero poco a poco 🙂

Anuncios

Crisis. #Michoacán

En esta temporada de crisis económica, social y de gobierno en Michoacán (si, ya basta de hacernos los que no lo sabemos, el estado está en crisis), se presenta una gran oportunidad.

Las crisis en todo ámbito (pueden ser intrapersonales, interpersonales, economicas, sociales, etc.) no necesariamente son malas, son el reflejo de malas decisiones y malas prácticas… sean de quien hayan sido.

Las crisis deben verse como un motor de cambio pues permiten analizar qué es lo que hemos hecho mal y por lo general es ya una consecuencia, no una causa de problemas: La crisis en si es el estallamiento del problema.

Michoacán está ya en este momento enfrentando una de sus peores crisis en los últimos años: una notoria ingobernabilidad, autoridades taimadas que están ante la cerrazón de los reclamos de la sociedad, así como en una profunda negación de la realidad estatal, que plasman de forma insistente y enfática en todos los medios de comunicación, no pasa nada. Esto aunado a los problemas (muy) recurrentes de las tomas estudiantiles en la Universidad Michoacana, la impunidad otorgada de facto a los normalistas, quienes más bien se comportan como enemigos sociales y que es la única percepción que tiene la ciudadanía de estos personajes que no luchan por un bien social, sino que agreden a la sociedad en búsqueda de un beneficio personal.

La inseguridad, tema también recurrente desde tiempos inmemoriales, derivada del crimen organizado asentado en todo el estado, más palpable en la zona de tierra caliente y no solo por el narcotráfico sino por las extorsiones, el tráfico de materias primas (agrícolas, minerales, madera), así como la falta de oportunidades o atractivos de inversión debido a esto mismo, van haciendo un círculo vicioso que demerita al estado.

No sé si decir que estamos a nada de pasar un punto sin retorno, pero, ¿a qué nos llevará el pasarlo? ¿podemos hacer algo para revertirlo o necesitamos tocar fondo y realizar una reestructura social y gubernamental? ¿servirá de algo idearnos paliativos o deberemos esperar a que la burbuja de sueños del gobierno estatal explote? ¿la sociedad reaccionará?